lunes, 23 de mayo de 2016

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, por Álvaro Salgado de 2ºA

Os presentamos la reseña de Álvaro Salgado, de 2ºA ha realizado de El retrato de Dorian Gray como una lectura voluntaria para la clase de lengua y literatura con el profesor Víctor Peña.


La eterna juventud, y con ella la eterna belleza, siempre han sido dos de los temas a los que la sociedad ha buscado respuesta desde sus comienzos. 
Una fuente, un cáliz o un elixir mágico han sido desde hace mucho las principales “respuestas” por muchos folclores ante esta “batalla” para vencer a la muerte y el tiempo. Pero esta historia escrita por Oscar Wilde (considerado uno de los más grandes escritores del siglo XIX) nos lleva más allá de simples objetos, nos adentra en el mundo de la psicología y el arte, concretamente en aquel que se utilizan pincel y acuarelas.
Dorian Gray es un joven londinense adinerado que tiene cierto matiz en su personalidad, dulce y elegante, que es capaz de enamorar a cualquier persona. Un día, su amigo Basil Hallward , pintor de profesión, le pide a Dorian que pose para él, ya que, según él, es la criatura más hermosa que ha visto en su vida. Tras largo tiempo posando para Hallward, el cuadro es por fin terminado, pero esto cambiará la vida de Dorian tras maldecir este a su propio retrato pronunciando:
“Ojalá fuera mi retrato el que envejeciera por mí”     
Después de esta frase, Dorian Gray se verá envuelto  en la maldición de lo que según su amigo Lord Henry Wotton  es la única cualidad que merece la pena, la juventud, y junto a ella, la belleza.                      
“El retrato de Dorian Gray” es una historia gótica narrada en el siglo XIX que no solo nos muestra la compleja ética y moralidad de la época, sino que también nos lleva al campo de la eternidad, pero observándolo desde un plano psicológico que al mismo tiempo se mezcla con la figura del narcisismo.
En mi opinión, esta obra es una de las más importantes, ya que Oscar Wilde se atrevió con ella a dar una importante lección (en parte contradictoria al pensamiento de su época) sobre la vida y la existencia, que hoy en día sigue fascinando y cambiando la forma de pensar del mundo. 

Reeve Carney como Dorian Gray en un fotograga de la serie Penny Dreadful leyenda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada